8.6.12

Una tarde en Plaza Italia

Alrededor de Plaza Italia la tarde avanza o se demora como siempre, con los autos que se enredan hasta estancarse, las manadas de gente que surgen de La Rural o el zoológico, invasiones de burbujas que fabrica un vendedor vestido de Sapo Pepe, y sobre todo el ruido, el humo, el movimiento.
Entre los autos se abre paso un hombre que patina sobre rollers. Anteojos de sol, musculosa negra, pelo planchado largo hasta los hombros, y castañuelas. Castañuelas. Las hace sonar mientras sus brazos compensan los cambios de peso de las piernas y cada tanto sobrevuelan su cabeza para intentar pasos de flamenco. Por momentos canta, y se escucha la voz alegre ajena al caos, avanzando ligera entre la inercia, acompañando a las castañuelas que cortan el aire gris.

5 comentarios:

Guillermo Altayrac dijo...

Oh, un personaje pintoresco.
Conozco algunos así, que desentonan con el movimiento de la capital. Pero los que conozco yo están medio aliendados...
Me encanta cómo describís la ciudad. Ya te lo dije más arriba: tus entradas son como postales en las que captás momentos privilegiados. Porque has tenido la sensibilidad para captarlos, claro. Y la capacidad para describirlos y transmitir lo que has captado.
Me gusta mucho tu blog.
Saludos.

Lola dijo...

Gracias, Guillermo! la idea es esa, contar algo que está ahí para todos, de una forma personal, como una foto que agarrás al paso, pero con palabras.
Este personaje era un simil Oggi Junco (si no lo ubicás y estás por comer, no lo busques). Pero preferí dejar esa comparación afuera y no restarle mérito a su admirable cuelgue existencial.

Guillermo Altayrac dijo...

Oh, tengo la desgracia de conocer la cara de Oggi Junco. Y acabo de comer, recién recién. Gracias...
Tus fotos son muy lindas.
¡Abrazo!

Guillermo Altayrac dijo...

El «gracias» puede leerse en relación a que casi me hacés devolver la cena haciéndome pensar en Oggi Junco, o en relación a que me gustan tus fotos tomadas al paso.
Que sean ambas.

Lola dijo...

Pero que no sean ambas mezcladas, como por ejemplo, comerse un Oggi Junco al paso. Gracias a vos!