9.11.11

Movimiento

Aparece por la esquina de Echeverría y Conesa una chica alta, de pelo muy corto, vestido violeta suelto con pantalones anchos debajo. Camina atenta a los auriculares gigantes que lleva puestos. De esos que aíslan del ruido y sobre todo del mundo exterior.
De repente frena para probar unos pasos de zapateo americano. Pero no es sólo un ensayo. Hay una alegría en el movimiento y en su cara que tiene más de expresión de felicidad que de baile. El encargado de un edificio y una mujer con bolsas de supermercado la miran bailar y después intercambian sonrisas. Parece que está contenta, dice él. ¡Que pase la receta!, responde la mujer y apura el paso decidiendo que esta noche se pone algo especial aunque cene en su casa. Y el encargado se promete que mañana mismo saca un pasaje para hacer una escapada en su próximo franco.
Y los dos saben que no van a hacerlo.

No hay comentarios: